Xavi Velasco | Consultor

¿Qué es un consultor externo?

¿Qué es y cuáles son sus funciones? ¿Cuál es la diferencia entre un consultor y un asesor? ¿Qué pueden aportar a nuestro negocio? ¿Qué no es un consultor? A continuación en el siguiente artículo, respondo algunas de las preguntas más habituales acerca del consultor externo.

El consultor es un 'cocinero de soluciones': aplica en cada caso la cantidad necesaria de formación y experiencia para solucionar un problema o aportar una mejora. Clic para tuitear

Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

¿Qué es un consultor?

Definición

Definición de consultor

A menudo vemos que hay profesionales que se ofrecen como consultor externo, pero ¿qué es exactamente? Según la RAE, es una persona experta en una materia sobre la que asesora profesionalmente. Es decir, un consultor es aquel profesional que informa y da consejo sobre temáticas determinadas, para ayudar a personas o profesionales y empresas.

¿Cuáles son sus funciones?

Siguiendo un poco con la definición anterior, el objetivo y las funciones de un consultor se centran en hallar soluciones específicas a problemas concretos. En este punto y si el asunto lo permite, es capaz de proponer alternativas de actuación, guiando en todo momento de forma efectiva al cliente para la consecución de los objetivos.

Características del consultor externo

Más allá de la definición de diccionario, hay que aclarar algunos aspectos para entender la figura del consultor externo.

Uno de estos aspectos, es lo que les diferencia de otros profesionales que trabajan en la empresa cliente: su visión no sesgada del negocio. El hecho de ser una persona ajena a la compañía permite una evaluación y análisis de la situación más objetiva y, por lo tanto, unos resultados más enfocados a resolver los problemas.

Otra de las características del consultor es que es especialista en la materia, pero además cuenta con importantes conocimientos generales alrededor de dicha especialización. Sobretodo, estos conocimientos son fruto de su experiencia tras haber vivido y superado múltiples situaciones con sus problemáticas particulares. Asimismo, el profesional de la consultoría se forma y actualiza conocimientos constantemente, para poder aportar la solución más apropiada a cada cliente.

También es importante destacar que el consultor es un profesional observador, analítico y específico. Presta atención y toma nota incluso de los detalles que al cliente le pueden parecer poco relevantes. De ese modo, después extrae información clave para estudiar la situación, la problemática a solventar, o cómo abordar un proyecto de mejora.

Diferencias entre consultor externo y asesor

DIferencias entre consultor y asesor

Con frecuencia se suele usar indistintamente el término consultor o asesor, pero la realidad es que es incorrecto usarlo de esa manera. La confusión tiene origen en el hecho de que la palabra “consultor” proviene del latín consultus, que significa asesoramiento.

Entre muchos detalles entre los que se podrían distinguir, existen dos diferencias básicas que nos pueden ayudar a entenderlo:

  • Primero, el trabajo de asesoría se suele centrar en aspectos vinculados al día a día de la empresa, y enfocados a largo plazo. Al contrario, la consultoría es un trabajo más específico, casi siempre centrado en el desarrollo de actividades puntuales y concretas.
  • En segundo lugar, el consultor analiza el origen de los problemas aportando soluciones, mientras que el asesor es un profesional que trabaja en ayudar a la empresa desde la perspectiva de la gestión, el desarrollo o la ejecución de procesos necesarios para el funcionamiento general de la empresa. La consultoría trabaja más en la aportación de mejora, así como en solucionar problemas enfocándose en objetivos y en la obtención de resultados.

Resumiendo, la asesoría se centra en aspectos ligados al día a día de la empresa para mejorar su funcionamiento general. En cambio, la consultoría, se enfoca en ofrecer soluciones a problemas concretos y en la consecución de objetivos.

¿Qué no es un consultor externo?

Anteriormente explico en líneas generales qué es y lo que hace, pero ¿qué no es un consultor?

Qué no es un consultor

En primer lugar, hay que entender que el consultor externo no es un trabajador más del cliente, sino un aporte externo en el que confiar para solucionar un problema. A veces, el hecho de que el profesional de la consultoría pase mucho tiempo en casa del cliente, puede llegar a confundir.

También sucede que hay ocasiones en las que el cliente sugiere pagar lo mismo que si fuese un empleado suyo y le exige máxima dedicación. Hay que tener en cuenta que el consultor tiene sus propios honorarios y sus tarifas como cualquier otra empresa.

Del mismo modo, suele tener más clientes a los que atender. Por esa razón, salvo excepciones, no puede tener dedicación exclusiva a un único cliente.

Otro aspecto a tener en cuenta, es que no toma decisiones en nombre del cliente. Plantea posibles acciones y aconseja sobre ellas, pero la última palabra siempre la tiene el propio cliente.

En el momento en el que aparecen este tipo de situaciones, pueden generar cierta incomodidad por ambos lados. Para evitarlas y antes de la contratación de los servicios, deben quedar claros tanto el alcance del proyecto como la forma de trabajar conjuntamente. Además, es muy importante que se dé una relación de confianza entre cliente y proveedor.

El consultor externo tampoco es un coach empresarial ni un formador in company. Aunque en ciertos momentos o etapas del proyecto deba formar o acompañar a la empresa hacia la consecución de los objetivos, no lo hará fuera del alcance del proyecto. No hay que olvidar que su función principal es la resolver problemas, y no la de motivar equipos.

¿Qué puede aportar a nuestra empresa?

El consultor es un valor que marca la diferencia. Es indiscutible que contratar un consultor externo son todo ventajas y un valor añadido para tu negocio. Ponen todo su conocimiento al servicio de la empresa, aportan soluciones y mejoras, y como consecuencia, aumentan la productividad y rentabilidad de la compañía.

Por ese motivo, es muy recomendable hacer uso de los servicios de consultoría y así mejorar nuestra organización.


Escribe un comentario

avatar
  Suscríbete  
Notificación de